Pedro Sanz destaca que “en tan solo cinco años el CIBIR se ha consolidado como un centro de investigación biomédica de prestigio y con futuro”

El presidente del Gobierno de La Rioja reitera su compromiso con “una investigación sanitaria acorde a las capacidades de la región y sostenible”

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha destacado hoy que “en tan solo cinco años el CIBIR se ha consolidado como un centro de investigación biomédica de prestigio y con futuro, que ha establecido acuerdos de colaboración con los principales centros de referencia nacional y cuenta con numerosos acuerdos internacionales”.

Pedro Sanz ha realizado estas declaraciones tras un encuentro con los responsables de las cuatro áreas de investigación del CIBIR, a los que ha reafirmado el compromiso del Ejecutivo regional con la I+D+i en ciencias de la salud, a la que se seguirá destinando el 1% del gasto sanitario regional en los presupuestos de los próximos años, porque “es un medio esencial para seguir aportando calidad al sistema sanitario riojano”. Este año, según ha indicado, el presupuesto de 3,1 millones de euros.

Asimismo, ha recordado que antes de la apertura de este centro, que comenzó su actividad científica en 2008, la única investigación de carácter biomédico que existía en La Rioja era la desarrollada por el Doctor Oteo sobre Artrópodos Vectores (actualmente está integrada en la línea de investigación de enfermedades infecciosas) y ahora “contamos con un proyecto acorde a las capacidades de la región y, por lo tanto, sostenible en el futuro”.

El presidente del Ejecutivo riojano ha señalado que a la inversión realizada en la construcción y equipamiento del CIBIR (46 millones de euros) se han sumado en sus cinco años de existencia 13 millones de euros que han garantizado el mantenimiento de las líneas de investigación con los medios necesarios para desarrollar su trabajo.

En este sentido, ha subrayado que en este periodo se ha logrado un retorno de capital (fondos que, una vez realizada la inversión, se reciben en base a becas y subvenciones de organismos nacionales y europeos) de 3,9 millones de euros. “Es decir, de cada tres euros que invertimos los riojanos en esta área, los investigadores del CIBIR son capaces de captar en recursos externos algo más de un euro, lo que demuestra que es una investigación que funciona y genera recursos”, ha resaltado Pedro Sanz.

Reunión con los investigadores

En el encuentro mantenido, coincidiendo con el quinto aniversario de la puesta en marcha del CIBIR, con los responsables de los grupos de trabajo que alimentan las cuatro áreas de investigación, el presidente del Gobierno de la Rioja ha transmitido a los investigadores su satisfacción por los avances logrados durante estos cinco años y les ha animado a conseguir que las actividades que están llevando a cabo se materialicen cuanto antes en ideas y patentes que redunden en beneficio de la salud del resto de ciudadanos.

A este respecto, Pedro Sanz ha felicitado a los investigadores por la consecución de la primera patente, lograda el año pasado en el centro riojano, y por iniciar el proceso de creación de dos nuevas empresas (spin-off) sobre enfermedades infecciosas y visualización en 3D de imágenes médicas y les ha expresado su deseo de que los otros cuatro proyectos de patente que actualmente se encuentran en trámite de aprobación, cristalicen cuanto antes.

Asimismo, se ha mostrado convencido de que la investigación sanitaria se va a seguir fortaleciendo en La Rioja en el futuro con el inicio de “nuevos proyectos con posibilidades de éxito que convivan con los actuales o sustituyan a aquellos que, en su desarrollo y según el criterio del comité evaluador, se hayan estancado y se consideren inviables”.

En este sentido, Pedro Sanz ha afirmado que el Gobierno de La Rioja “tiene la obligación de descartar los proyectos con escasas posibilidades de mantener sus expectativas y apostar por los más viables, según criterios científicos y económicos, del mismo modo que debe, y así lo hace, realizar un profundo y pormenorizado análisis previo de las condiciones de los acuerdos y contratos que suscribe para que la investigación que se desarrolle en el CIBIR responda a las posibilidades y expectativas del centro en cada momento”.

Por otra parte, el presidente del Ejecutivo riojano ha hecho hincapié en la implicación de los profesionales del Sistema Público de Salud de La Rioja en un ámbito, como el de la investigación, “prácticamente inexistente en nuestra región, desconocido hace pocos años”. “Cada vez son más los profesionales sanitarios que deciden dar el paso hacia la investigación y en estos cinco años, personal de los servicios de Oftalmología, Oncología y Medicina Interna se ha involucrado en diferentes proyectos junto a los investigadores profesionales”, ha resaltado.

Líneas de investigación

En el CIBIR trabajan actualmente 60 profesionales distribuidos en siete líneas que desarrollan cuatro áreas de investigación dirigidas todas ellas a enfermedades de alta incidencia en la población, como son el cáncer, las enfermedades neurodegenerativas, enfermedades infecciosas y de resistencia a antibióticos.

En la primera de las áreas, la oncológica, se concentran tres de los ocho grupos de investigación orientados hacia la Angiogénesis, puesto en marcha en octubre de 2008, la Proliferación y Diferenciación de Cáncer (2009) y el Cáncer de Pulmón (2009).

En el área de Enfermedades Infecciosas se encuentra el único proyecto que existía antes de la creación del CIBIR, la Unidad de Artrópodos Vectores, que se completó en 2009 con la Unidad de Enfermedades Metabólicas.

La tercera área es el proyecto de la Unidad de Microbiología Molecular, que se desarrolla desde 2008, y la cuarta es la unidad de Enfermedades Neurogenerativas, donde permanece el grupo que trabaja en la creación del kit detector de Alzheimer, con la empresa Araclon, tras extinguir el pasado mes la línea sobre Plasticidad Sináptica.

Todos estos grupos de investigación cuentan, además, con el apoyo de varias unidades anexas sin las cuales sería imposible desarrollar el trabajo cotidiano que requieren los investigadores. En concreto, estas unidades son la Plataforma de Genómica, cuyo fin es la ultrasecuenciación de genomas; la Plataforma de Bioinformática, que se desarrolla en colaboración con la Universidad de La Rioja y que sirve para completar los modelos iniciados en genómica y la creación de modelos virtuales; la Plataforma de Bioética, que es un proyecto de colaboración internacional dirigido a la profesionalidad y cuestiones éticas de la investigación; y, por último, el Animalario, que garantiza las mejores condiciones posibles, técnicas y éticas, para la experimentación con modelos animales.
Cronología del CIBIR (.pdf 0.5 Mb)

Fotografías: José Luis Ruiz.



Gobierno de La RiojaFundación Hospital CalahorraCentro de Investigación Biomédica de La Rioja (CIBIR)Oficina de Información sobre DrogasBanco de Sangre de La RiojaRioja Salud