<strong>Motor de innovación</strong><br />en el sistema sanitario <strong>Referencia internacional</strong><br />en investigación biomédica <strong>Nuevos procesos asistenciales</strong><br />para avanzar en la solución a problemas de salud Nuevas <strong>metodologías formativas</strong><br/>al servicio del paciente Alta capacidad de<br /><strong>transformación en la gestión</strong>

    Motor de innovación
    en el sistema sanitario

    Referencia internacional
    en investigación biomédica

    Nuevos procesos asistenciales
    para avanzar en la solución a problemas de salud

    Nuevas metodologías formativas
    al servicio del paciente

    Alta capacidad de
    transformación en la gestión

    El Banco de Sangre de La Rioja, nace oficialmente en febrero del año 2006, con la aprobación del Decreto 13/2006 de 3 de Febrero, publicado el 16 de Marzo de 2006, por el que se regula la Hemodonación y Hemoterapia en la Comunidad Autónoma de la Rioja, dependiendo de la Fundación Rioja Salud.

    Tiene su origen en el banco de sangre del Complejo Hospitalario San Millán-San Pedro, que tradicionalmente cubría las necesidades de la CAR al tiempo que apoyaba al resto de los centros sanitarios con actividad transfusional.

    Ante la publicación del Real Decreto 1088/2005 de 16 de Septiembre, las autoridades sanitarias de la Rioja decidieron su creación con la finalidad de aglutinar todos los medios humanos y materiales relacionados con la hemoterapia y concentrar la responsabilidad de la promoción de la donación de sangre, extracción de unidades, fraccionamiento, procesamiento analítico, verificación analítica, almacenamiento y distribución de las mismas, de forma que curan con calidad todas las necesidades de la población. Además actúa como Servicio de Transfusión del complejo hospitalario San Pedro-Hospital Provincial-CIBIR.

    El Centro de Transfusión-Banco de Sangre de La Rioja, está integrado en Fundación Rioja Salud y por lo tanto en la Consejería de Salud y como figura en el BOR tras la publicación el 16 de Marzo de 2006 del Decreto 13/2006, en su Artículo 3 punto 4, las funciones del Centro de Transfusión de La Rioja son:

    1. La promoción de la hemodonación y aféresis voluntarias.
    2. La programación y ejecución de todas las extracciones extra hospitalarias por medio de equipos móviles.
    3. El procesamiento de todas las unidades de sangre recogidas de forma extra e intrahospitalaria.
    4. El abastecimiento de sangre y derivados a todos los hospitales y centros sanitarios públicos y privados de la Comunidad Autónoma de La Rioja conforme a sus necesidades.
    5. El fraccionamiento de sangre para la producción de los componentes sanguíneos, precisos para dar cobertura a los requerimientos transfusionales de los centros hospitalarios de la Comunidad Autónoma.
    6. Responsabilizarse del intercambio de plasma con la industria fraccionadora.
    7. El control de calidad de los reactivos utilizados y la tecnología referente a transfusión.
    8. Ser el centro de referencia de los problemas derivados de la inmunohematología y hemoterapia.
    9. Supervisar el cumplimiento de la normativa básica de calidad en la red.
    10. Disponer de un inventario actualizado de donantes, recursos humanos y materiales y actividades de los diferentes servicios de transfusión y de las necesidades de sangre y hemoderivados.
    11. Promover el desarrollo de la investigación en los temas que le son propios.
    12. Promover la formación de los profesionales en materia de hemoterapia.
    13. Mantener una estrecha vinculación con los centros de transfusión y bancos de sangre de la red nacional.
    14. Desarrollar la infraestructura necesaria para la criopreservación de la sangre y de sus derivados si las necesidades lo exigen.
    15. Realización de las determinaciones analíticas y servicios que estén dentro de las competencias del centro y que sean solicitadas por los hospitales, incluidas pruebas pretransfusionales.
    16. Cualquier otra actividad tendente a la coordinación y mejora de la actividad relacionada con la captación de donantes, extracción, tratamiento y distribución de la sangre y de sus derivados en el ámbito de la Comunidad Autónoma de La Rioja, y aquellos determinados por Real Decreto 1088/2005, de 16 de septiembre.

    En definitiva, poner a la disposición de nuestros pacientes los hemocomponentes que necesiten asegurando la autosuficiencia de la CAR con respecto a las necesidades transfusionales.

    Para lograr la autosuficiencia de nuestra CAR se debe conseguir un equilibrio entre las donaciones y los requerimientos de los pacientes, para lo cual debemos obtener las suficientes donaciones, pero también optimizar el consumo de hemocomponentes por parte los servicios de transfusión hospitalarios, todo ello con los mayores niveles de seguridad y calidad de los hemocomponentes procedentes de dichas donaciones, garantizando en todo momento la trazabilidad de los mismos.

     
    © 2017 Fundación Rioja Salud - C/ Piqueras, 98 – 3ª Planta · 26006 · Logroño · La Rioja · Recepción Pacientes CIBIR: 941 278 777 · Recepción Personal CIBIR: 941 278770